Cuando ruge Mestalla

La afición brindó un gran recibimiento a su equipo y le apoyó durante el transcurso de todo el partido.


Dijo Cherysev tras finalizar el partido que nunca había “vivido algo así” en relación a la llegada del autobús del equipo al estadio de Mestalla. Gary Neville, en sala de prensa, también destacó la aportación de la afición cuando su equipo iba por detrás en el marcador. Tras doce jornadas sin ganar los seguidores valencianistas le dieron al duelo contra el Espanyol la categoría de partido grande. Dos horas antes de que el árbitro señalara el inicio del encuentro miles de aficionados abarrotaban la calle Suecia para ver la llegada de los dos equipos. Los jugadores del Valencia sintieron el calor de su gente nada más llegar al estadio.

Dentro del vetusto coliseo, la afición no dejó de animar en ningún momento. Sólo hubieron dudas tras algún error de Parejo o cuando el Espanyol, por medio de Caicedo, estuvo a punto de hacer el 0-2. Pero Mestalla volvió a rugir y llevó a su equipo hasta la remontada. El Valencia volvió a ganar y la afición valenciansta a sonreir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *