Una derrota que toca de cerca

Es lo que tiene perder contra el vecino de la ciudad. Muchos valencianistas vieron in situ la derrota de su equipo frente al Levante.


El derbi de este año en el campo del Levante vino precedido por la polémica de las entradas, la subvención del Valencia CF para las mil localidades visitantes, la ruptura de relaciones institucionales por parte del club de Mestalla y la posterior reconciliación y como no podía ser de otra manera, las llamadas a disfrutar del espectáculo en paz.

Y básicamente eso es lo que sucedió en un derbi de la ciudad sin incidentes negativos. Alrededor de mil aficionados valencianistas recorrieron las calles de Valencia desde Mestalla al Ciutat de València escoltados por la policía. Al tiempo, los equipos llegaban al estadio con mayoría de seguidores blanquinegros a las puertas de la entrada al recinto. El Valencia en muchos sentidos siempre gana el derbi.

Porque, lamentablemente, en el campo fue el Levante quien se llevó los 3 puntos. Pero antes de que las alegrías y las tristezas se repartieran la afición del Valencia atronó el estadio granota. De hecho, la afición del Levante sólo se unió para cantar al unísono "sois de los chinos, Valencia sois de los chinos". En ese sentido, elevaron mucho el nivel del 'puto sapo el que no bote' o el 'puto xoto el que no bote". Y sí, la alegría va por barrios y esta vez se quedó en Orriols.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *