Campeones

El Valencia consiguió ayer el prestigiosos torneo de verano Emirates Cup


Es evidente que el Valencia cambiaría una victoria en el Pizjuán por perder todos los partidos de pretemporada. A los logros hay que darles el valor que tienen y la Emirates Cup no deja de ser un torneo de verano. Ahora bien, también es cierto que es una de las competiciones con más reputación de la pretemporada y ganarla tiene repercusión internacional y esto enorgullece a la afición y posiciona la marca Valencia CF.

Además, es importante que el trabajo que lleva desarrollando Nuno en el último mes se vea recompensado sobre el campo. Eso refuerza la idea y la confianza de los jugadores en el entrenador. El Valencia no sólo ganó, mereció hacerlo. Cabe recordar en este punto, para rebajar la euforia, el encuentro del verano pasado en el que el equipo de Djukic le dio 'un baño' al Inter de Milán en EEUU. Esperemos que no se repita la historia.  

Así las cosas el equipo está muy verde. Hay consenso obvio en que urge reforzar la defensa. La salida de Mathieu, como dijimos, es un drama en lo deportivo. No será fácil encontrar un sustituto que aporte las mismas garantías. Influido por esta ausencia el Valencia está mostrando su principal punto débil en la retaguardia. Nuno, por lo menos, sabe lo que se hace en el sentido de que quiere construir el equipo por la defensa. Las dos primeras semanas de entrenamiento, de hecho, sólo entrenó está faceta del juego. Como dijo en su entrevista a DIARIO DE MESTALLA "Hemos empezado por lo que creíamos que es lo más adecuado, que es la organización defensiva". Parece que de aquí al partido contra el Sevilla, el técnico portugués, deberá seguir insistiendo en este punto aunque sea el primero o precisamente por eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *