Venta condicionada

El jueves que viene sabremos qué ofrece Lim para quedarse con el Valencia


Se cumplieron las previsiones y el próximo jueves el Patronato votará la venta condicionada a Lim. Una manera de ahorrar un paso para que cuando se arregle lo verdaderamente importante, el acuerdo entre Bankia y Mériton y la contingencia Porxinos, los patronos no tengan que interrumpir sus vacaciones. Esa es la lectura que más se ajusta a la realidad aunque, formalmente, la venta por parte de la Fundación de la mayoría accionarial al magnate singapurense supone una cita histórica para el valencianismo.

Sin embargo, el futuro del Valencia no vendrá determinado por lo que resuelvan los patronos el próximo jueves a no ser que no se alcance la mayoría de dos tercios, una posibilidad poco probable. De hecho se espera que, como el pasado 17 de mayo, la votación sea unánimemente favorable.

Sin embargo, de la decisión adoptada ayer sí hay un hecho relevante que destacar. Que la Fundación firme el contrato de compra-venta significa que las condiciones ofrecidas por Lim son del agrado de los Patronos. Mucho se ha hablado de que el magnate singapurense había modificado su oferta original tras la negociación con Bankia. Por eso, llama la atención que, sin haberse cerrado el acuerdo entre Mériton y la entidad financiera, el club ya pueda votar un contrato definitivo con Peter Lim. La buena noticia es el compromiso de transparencia de Aurelio Martínez y así, el jueves que viene, por fin, sabremos lo que ofrece Lim para quedarse con el Valencia.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *