Las camisetas

La filtración de las camisetas es otro capítulo surrealista


Es obvio que la camiseta de un club de fútbol es sagrada ya sea el proveedor Ressy, Luis Antonio Vicente (Luanvi), Nike o Adidas. Los nuevos tiempos, la mercadotecnia y el fútbol-negocio aprovechan esta circunstancia para renovar la indumentaria cada año y convertir la puesta en escena de las nuevas equipaciones en casi el eventoo más importante de la pretemporada. En ese sentido no hay que perder las perspectiva, entendemos que la posibilidad de obtener ingresos por esta vía es fundamental pero lo que importa es, sobre todo, el escudo.

En el caso del Valencia la llegada de Adidas se está viviendo como un acontecimiento de primer nivel. El equipo está realizando la pretemporada en la casa del nuevo proveedor de ropa y el diseño se llevaba en absoluto secreto para que el día de la presentación todos los focos alumbraran la creación. Sin embargo, ayer se filtró cómo serán las camisetas por un error del proveedor o del distribuidor pero ajeno al club. Un capítulo berlanguiano, uno más, de la realidad que suele acompañar al Valencia.

Pero ahí no acaba todo. Mañana está previsto que se presente oficialmente la equipación y el club, en primera instancia, no tenía previsto invitar a los corresponsales que cubren la información del Valencia en Alemania. Al final parece que han recapacitado y nos dejarán asistir aunque bajo la prohibición de tomar imágenes. Se nos escapan los objetivos de estas técnicas de marketing. Sólo cabe esperar que la camiseta que vista el Valencia sea con la que el club de Mestalla gane todos los partidos que juegue aunque nos da la sensación de que eso no dependerá de la marca que se luzca.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *