El Mundial de Éver

Banega tiene capacidad para ser lo que él quiera en el mundo del fútbol: se ha quedado sin Mundial


Todos los focos están puestos en el Mundial de Brasil. Ya hicimos referencia hace unas semanas a la escasa presencia que tiene el Valencia en el mayor evento del mundo, no sólo deportivo. Especialmente triste es que con la selección española no haya representación blanquinegra. Pero hoy queremos hacer hincapié en la ausencia de Banega. A principio de temporada comentamos que lo mejor que le podía pasar al Valencia es que apareciera un jugador en Argentina con capacidad para discutirle el puesto en la selección al todavía mediocentro del club de Mestalla. A falta de profesionalidad, el rendimiento del argentino podía mejorar con el acicate de conseguir un puesto para la cita de Brasil. Nos preocupaba la extrema confianza que le profesaba Sabella. Daba la sensación de que hiciera lo que hiciera Banega tenía sitio en el Mundial.

Precisamente, este fue el argumento esgrimido para darle salida en enero. Curiosamente no se justificó diciendo que Banega estaba realizando una temporada lamentable sino que se dijo que Pizzi no podía garantizarle minutos al futbolista en vistas a llegar con buen tono competitivo al Mundial. Así pues, el 10 del Valencia se marchó a Newell's y allí tampoco ofreció las prestaciones que se esperaban de él. Así las cosas, Sabella, finalmente, optó por no convocar a Banega ante la sorpresa de muchos seguidores y de sus propios compañeros.

Cuando el Valencia renovó a Banega hace unos años Braulio dijo acertadamente que el argentino podía llegar hasta donde él quisiera porque capacidad tenía de sobra. Así pues, ahora Banega ha llegado al límite de su ambición. No ha sido capaz de rendir en el club de sus amores, en Valencia no se le quiere de vuelta y no ha disputado el Mundial de Brasil en el que debería haber sido el mejor momento de su carrera. El mediocentro argentino deberá reflexionar tras el golpe recibido. Tal vez, ahora sí, por fin, cambie de actitud. En cualquier caso, lo hará lejos de Valencia. Aquí ya no tiene crédito. La expectativa generada por el talentoso argentino es proporcional a la frustración que ha dejado en aquellos que confiaron en él. Banega está donde ha querido estar.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *