Sin miedo al ridículo

La realidad del Valencia sigue girando y girando


Mientras el Valencia debutó ayer en el Mundial de Brasil con la presencia de Andrés Guardado como titular en la victoria de México contra Camerún, a miles de kilómetros, en la capital del Túria, los primeros movimientos que se intuyen que va a dar Peter Lim levantan dudas entre gran parte del valencianismo. Y parece ser que también entre los Patronos.

Están, obviamente, los que defendían a muerte la continuidad de Pizzi y le hacían la pelota y ahora piensan que Nuno es el entrenador ideal para el nuevo proyecto. En cuestión de días. No pasa nada pero el ridículo es innegable. También, evidentemente, están los que no querían a Pizzi y ahora se abrazan a él como ariete para señalar las incoherencias de Amadeo Salvo. En cuestión de días. Y tampoco pasa nada pero el ridículo es mayúsculo.

Y así, mientras parte del entorno, sigue generando vergüenza ajena el Valencia está parado y vuelven las incertidumbres. Lo probable, eso sí, es que el Patronato le venda las acciones a Lim y que el nuevo dueño haga lo que le dé la gana una vez tenga plenos poderes. Algunos se acuerdan ahora de la Generalitat, del aval y de la refinanciación del club. Venga va, ¿ahora? No pasa nada pero…   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *