El doblete de la discordia

Son días para recordar el mejor año de la historia del club


Ya han pasado diez años desde que el Valencia fue el mejor club del mundo y la efeméride se está recordando como corresponde. El jueves pasado el club organizó un homenaje en el estadio de Mestalla y esta semana Canal + está realizando una serie de reportajes muy recomendables.

Sin embargo, como síntoma o evidencia, el valencianismo no es capaz de referenciar aquella época como punto de unión indisoluble. Ni siquiera con el paso de los años. Juan Sánchez, Carboni y Albelda participaron el viernes en un partido benéfico en Aldaia. A esa misma hora, el día anterior estaban invitados al homenaje organizado por el club y no asistieron. Canal + sí logró reunirlos a todos (aunque fuera por separado) y el Valencia CF no. Cualquiera, viéndolo desde fuera advertiría una situación más que anómala. En este sentido fueron las palabras de Ortí pidiendo "abrir los brazos" porque el Valencia sólo será grande "cuando estemos todos unidos".

Otra lectura que se puede hacer de estos días en los que el doblete está presente es la constatación de que aquella plantilla no estuvo sustentada en grandes fichajes. El único futbolista por el que se pagó un gran traspaso fue Pablo Aimar. Parece que a la gente se le olvida y es bueno recordarlo como advertencia de cara al futuro inmediato. Lo dijo Baraja en el acto, hay un referente, un modelo de éxito y ese debe ser el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *