Jackson Alcácer

Según se cuenta, el proyecto de Lim quiere empezar con un golpe de efecto alejado de las necesidades del equipo


Para no perder la costumbre hoy empieza una semana clave en el Valencia CF. En principio, en poco días, la Fundación estudiará el acuerdo entre Bankia y Lim y formalizará la venta de las acciones con el magnate singapurense. En principio. Frente a la duda que genera el cambio de condiciones de la oferta y el revés que supone que no se cumpla uno de los puntos principales de los criterios de valoración referido a la reducción de la deuda del Valencia CF con Bankia, se impone la necesidad de desbloquear la situación. Así pues, cabe esperar que la Fundacion ratifique la decisión de venderle el club a Lim.

Así, ya se anuncia a bombo y platillo la contratación de Jackson Martínez. Un golpe de efecto asegurado, un incentivo para encumbrar la llegada del singapurense. Sin embargo, ya dijimos aquí que, precisamente, la posición de delantero centro no es una prioridad para el Valencia. En primer lugar habría que definir quién va a ser el entrenador y preguntarle si va a jugar con dos delanteros o no. Lo más probable es que sólo juegue con uno y el Valencia sólo disputará dos competiciones en enero y febrero si avanza en las eliminatorias de Copa del Rey.

Es evidente que cuanto más azúcar más dulce pero conviene dejarse de efectismos. El Valencia necesita urgentemente un mediocentro defensivo y un extremo izquierdo. Que Mendes y Lim peinen el mercado y elijan a los mejores en estas posiciones para traerlos al Valencia. Sería una señal de coherencia empezar fichando en función de las necesidades del equipo. También en estas demarcaciones hay cracks mundiales que pueden generar ilusión entre la afición. No matemos a Alcácer a las primeras de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *