Operación salida

El Valencia tiene un problema con el alto número de jugadores que tiene en sus filas


Fuimos los primeros en anunciarlo. Así es, dimos la exclusiva, la primicia, el no va más… Conforme Rami se marchó a Milán, dijimos que el equipo rossonero no ejecutaría la opción de compra. Y lo mismo con Banega, Guardado y Pabón. Ninguno de los clubes a los que se fueron cedidos va a pagar por la propiedad de estos futbolistas y, fuera de bromas, no era muy difícil preverlo.

Rufete demostró en enero tener una gran capacidad para quitarse los problemas de encima pero no para solucionarlos. Así las cosas, el balón, tras la 'patada p'alante' invernal, vuelve a estar en su tejado en forma de una plantilla infinita.

Suponiendo que Peter Lim se haga con el Valencia, podría pensarse que la abundancia puede rebajar la exigencia económica a la hora de dar salida  a los futbolistas con los que no se cuenta. Pero el caso es el contrario. Así lo ha entendido el Milan que ve ahora como su posición negociadora ha quedado debilitada a la hora de realizar una oferta por Rami. De esta manera, el Valencia debe hacerse fuerte con los clubes que quieren a sus futbolistas franquicia, caso de Mathieu con el Barça. Pero también, debe hacer prevalecer sus derechos sobre los jugadores descartados. Ni una rebaja, ni un regalo. El que los quiera que pague y si no, que vean los partidos en tribuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *