Mitos y leyendas

El tiempo está dejando en muy mal lugar a las profecías inmovilistas


A falta de que se llegue a un acuerdo por la deuda del Valencia entre el posible futuro dueño, Peter Lim, y el principal acreedor, Bankia, conviene repasar alguno de los mitos que se tenían por seguros y que el paso del tiempo ha dejado por los suelos. Nos pasamos muchos años, atendiendo a las palabras de los rectores de la entidad, pensando que al Valencia no lo querría comprar nadie: un club de fútbol es deficitario por naturaleza y, éste, en concreto, venía con una carga difícilmente asumible por nadie.

Un día antes del segundo último plazo para presentar ofertas por el club se especuló con la posibilidad de que nadie concursara para hacerse con la propiedad del Valencia. Después, con el proceso de venta en marcha, se dio por hecho, atendiendo a las palabras de Goirigolzarri, que el futuro comprador llegaría a un acuerdo con la entidad financiera por la deuda negociando una quita.

Así pues, nos encontramos ante un escenario desolador. Desgraciadamente estas no son las únicas mentiras que se han intentado trasladar a la opinión pública pero sí que tienen un denominador común: el interés de los poderes establecidos por quedarse con el juguete del Valencia CF. Así las cosas, esperemos que, de una vez por todas, el club salga de este proceso liberado de las cadenas que le ligan con el pasado. Con todos aquellos que han antepuesto su interés personal al bien del Valencia durante muchos años.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *