Los sinsabores del Pizjuán

El Valencia debe aprender a competir y a reponerse a las adversidades.


Cuando se perdió contra el Basilea costó mucho visualizar una posible remontada. soñar con ella. Anoche, sin embargo, en el mismo Sánchez Pizjuán los aficionados valencianistas cantaban 'vamos a remontar' y en las redes sociales el mensaje corrió como la pólvora. La afición del Valencia no desfallece pese a las múltiples adversidades.

No somos muy amigos del victimismo arbitral pero, más allá de gol ilegal del Sevilla que cambia el rumbo de la eliminatoria queremos detenernos en la tarjeta amarilla que recibe Paco Alcácer al final del partido. El club de Mestalla presentará recurso pero lo que debería hacer la UEFA es sancionar a Beto. El ADN del Sevilla siempre le pasa factura al Valencia gracias a la permisividad de los árbitros. Puede que, sabiéndolo, el Valencia deba ir con otra actitud al Sánchez Pizjuán. Si nos van a 'robar' y vamos a perder igual (ya son once partidos sin ganar en Sevilla), por lo menos, que no nos tomen el pelo.

Esto debe servir de aliciente para preparar un encerrona al equipo andaluz en Mestalla. La eliminatoria sigue viva.  

En el aspecto deportivo, de todas maneras, conviene hacer autocrítica. Por ejemplo, Fazio no puede rematar tres veces sólo dentro del área en jugada a balón parado. El equipo, además, debe tener mayor capacidad para reponerse a los contratiempos propios del fútbol. No es ni la primera, ni la última vez que el rival te va a meter un gol ilegal y eso no puede suponer que entres en estado catatónico los minutos siguientes.

La magia de Mestalla tiene la clave, no queda otra que ser optimista.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *