Futuro, presente y pasado

El Valencia vive un momento de su historia determinante


Entre filtraciones de inversores el juego por el poder continúa. Más allá de reproducir todos los nombres que suenan se pueden hacer dos lecturas: una, que lo de la confidencialidad es una risa; otra, que parece que el que entre va a hacer un desembolso considerable. La competencia generada garantiza que se pueda mirar al Valencia del futuro con optimismo. Veremos.  

Por su parte, el Valencia del presente viaja a Bulgaria para intentar acceder a los cuartos de final de la Europa Legaue. Lo dijo Senderos y es inevitable "los sueños son para la afición". Aunque no se quiera asumir por prudencia, todos los análisis señalan al Valencia como favorito para pasar la eliminatoria. Una vez en cuartos de final puede suceder cualquier cosa. Sólo cinco partidos separarían al Valencia de ganar un título…  

Y en la visita a Bulgaria aparece el Valencia del pasado. El ídolo de una generación. El delantero total: Luboslav Mladenov Penev. Primera gran estrella del Valencia post ascenso a Primera División. Penev marcaba goles y cubría el balón de espaldas a la portería como nadie. Pero algunos han olvidado que, en su primera época en el Valencia, antes de su prolongada ausencia por enfermedad, era un futbolista que bajaba a recibir en la zona de creación, capaz de combinar y de elaborar las jugadas. Todo el fútbol ofensivo dependía de él. Lubo era un delantero grandiosos que ya no volvió a ser el mismo en el Atleti y el Celta pese a ofrecer un gran rendimiento y convertirse también allí en ídolo. Su salida fue traumática pero los gritos de 'Lubo, Lubo' retumbando en Mestalla son imperecederos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *