Es lo que hay

El Valencia demuestra que no está capacitado para sobreponerse a la ausencia de dos jugadores clave


Si la baja de Piatti supuso un contratiempo que el Valencia no ha sabido resolver, la ausencia de Parejo deja al equipo con pocos argumentos futbolísticos. Si a este equipo le quitas dos piezas claves y rebaja un ápice el grado de intensidad lo que queda es una derrota en Vallecas.

Tampoco es cuestión de sorprenderse. La derrota contra el Rayo Vallecano se ajusta más a la realidad que la victoria frente al Granada. Algunos advertimos que aquel partido se ganó gracias, principalmente, a la suerte. Otros, la mayoría, quedaron prendados del poder del marcador y aseguraron que el partido había sido una prueba de la solidez de un Valencia ganador.

Por eso, en la misma línea, tampoco conviene ahora ser excesivamente derrotista. El Valencia perdió en Vallecas y los motivos están bastante localizados: faltó de todo. Eso no quita que el equipo haya adquirido solidez y competitividad aunque ayer no se demostrara. Lo único rescatable del encuentro fue la aparición de Portu. El jugador murciano lleva en la salida de casilla para debutar con el primer equipo desde hace un par de años. Ayer llegó por fin su oportunidad y no la desperdició. Lástima que el juego colectivo le impidiera ofrecer más pero dejó algunas pinceladas respecto a lo que puede aportar al equipo. Nico Estévez estará muy contento por el futbolista pero debe, también, estar preocupado porque corre el riesgo de quedarse sin uno de los grandes pilares de su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *