Humo y sombras

La asamblea informativa centra todas las miradas de la realidad valencianista


A las 18.30 se abrirán las puertas Mestalla y, una hora después, se empezarán a despejar muchas dudas aunque no la principal. No es demasiado atractiva la perspectiva de que la venta del club se enquiste pero habrá que esperar acontecimientos.

De momento, Bankia emitió ayer un comunicado en el que anunció que se entraba en la fase dos del proceso al haber realizado una criba que había dejado a varios finalistas sin especificar cuántos. Cabe recordar que la semana pasada el banco ya anunció que contaba con varias ofertas que se ajustaban a los requisitos de KPMG. Entonces, también se interpretó que empezaba la fase dos. Por eso, en ese sentido, nada ha cambiado.

Algunos han extraído la conclusión de que el comunicado de Bankia, como novedad, hace un guiño a la afición del Valencia pero la entidad financiera siempre ha hecho referencia a que elegirán la oferta con mejor proyecto "deportivo, social y económico". En este sentido las palabras de la entidad financiera son una repetición de lo dicho.

Lo único destacable del comunicado era que se podía interpretar que Bankia, al decir que KPMG había “contactado con la Fundación del Valencia CF como accionista mayoritario, para informarle puntualmente sobre el desarrollo del proceso”, podía haber facilitado la identidad de los posibles compradores a la Fundación. Todos los actores se apresuraron a desmentirlo.

Aunque se quiera leer entre líneas no se ven más que sombras y humo. Hablan todos menos quien tiene la llave que es la Fundación. Si esto se va a convertir en una guerra de comunicados esperemos que ambas partes, banco y club, eleven el nivel. El Valencia se lo merece.

INFORMACIÓN DEPORTIVA

Menos mal que hay una noticia que oxigena el panorama informativo. La llegada de Vargas es un soplo de aire fresco en la actualidad valencianista. La ilusión que genera un refuerzo devuelve las miradas a los terrenos de juego aunque no se habla nada del partido contra el Espanyol.

Los entrenadores tienen la obligación de realizar una rueda de prensa en los días previos a un partido. Lo exigen en todas las competiciones. El Valencia suele programarla en la víspera de los encuentros tras el último entrenamiento. Esta semana, la comparecencia de Pizzi se ha adelantado un día porque el viernes a mediodía hay un acto promocional. Puede ser un detalle sin importancia pero también puede ser sintomático de que el partido contra el Espanyol es la última prioridad en el club. Las palabras del entrenador siempre son información relevante  y alejarlas del día del partido desvía el  foco informativo del plano deportivo, de los tres puntos vitales que se juegan el Valencia.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *