Derbi en la ciudad

La animadversión de los levantinistas hacia el Valencia nunca ha sido correspondida


Hace años, cuando se anunciaban por el videomarcador los resultados del Levante en Segunda B, Mestalla aplaudía cuando el equipo azulgrana ganaba. El Levante pasa por ser un equipo simpático para la mayoría de la parroquia valencianista, habiendo incluso casos de doble militancia. Últimamente, cuando se le han dedicado canciones despectivas al equipo levantinista desde algún rincón del coliseo valencianista, desde los otras partes del estadio se ha reprobado con pitos. Cierto sector del valencianismo fomenta el enfrentamiento contra el Levante UD sin darse cuenta de que nada puede molestar más el seguidor granota que el hecho de que a un xoto le caiga bien su equipo.

Por otra parte, tampoco se puede negar que el derbi ha ido adquiriendo enjundia los últimos años en relación al momento histórico que atraviesa el club de Orriols. Por primera vez en su larga trayectoria el Levante parece afianzado en Primera División e incluso ha jugado competición europea. Los últimos partidos en Mestalla se ha respirado un ambiente especial con las dos aficiones motivadas por el choque. De hecho hace tres años que el Valencia no gana al Levante en su feudo. Esto debe ser motivo de orgullo para la ciudad, nunca, un motivo de conflicto.

El Valencia debe ganar por muchos motivos. Uno de ellos es para que sus aficionados puedan seguir manteniendo una actitud paternalista con sus vecinos que, por otro lado, no pueden exhibir en otros ámbitos como el que respecta a las cuentas del club o al fútbol base.

En definitiva: hay derbi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *