Ricardo Costa confirma las sospechas

El central valencianista no estuvo elegante y dejó en evidencia a la plantilla


El capitán del Valencia entró en la comparación entre Pizzi y Djukic y dejó en evidencia a la plantilla. No le costó mucho al portugués llegar a la conclusión de que los futbolistas no han rendido en lo que va de temporada porque han estado poco exigidos. Estuvo poco elegante Costa eludiendo toda responsabilidad y achacando el bajo rendimiento del equipo al técnico saliente pero lo más grave es que de sus palabras se desprende que los jugadores no lo dieron todo. Cada entrenador tiene su manera de gestionar al grupo. Hay quien prefiere estar encima de los jugadores y marcar las pautas al milímetro y hay quien les da más espacio y se muestra flexible al cambio en función de las preferencias de los futbolistas. El primer método se puede aplicar con cualquier clase de grupo pero el segundo exige profesionalidad por parte de los pupilos. Es cierto que Djukic cometió muchos errores y que es el principal culpable de no haber detectado la falta de madurez de sus jugadores pero los futbolistas no pueden lavarse las manos, y menos, con un discurso en el que se auto inculpan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *