Dale Richino, dale

Los futbolistas del Valencia CF necesitan ser más intensos en los partidos


Hay un axioma en el fútbol que dice que se juega como se entrena. La excepción que confirma la regla son aquellos  futbolistas a los que les cuesta motivarse en los entrenamientos y lo dan todo en el partido. Aún así, tiene sentido pensar que si efectúas todo el trabajo previo al cien por cien de intensidad, el día del partido, tu actitud natural en el campo va a ser ésa. Y lo mismo sucede al revés. El nuevo preparador físico del Valencia CF, Richino, no deja que ningún futbolista se relaje en los entrenamientos. Algo que necesita este equipo como el comer.

En pretemporada llegaron noticias de que los jugadores estaban descontentos porque el preparador físico de Djukic, Ilic, era demasiado exigente y gris con el trabajo físico. A los meses surgieron informaciones que aseguraban que los futbolistas blanquinegros no estaban conformes con las sesiones, demasiado suaves, del preparador serbio. En realidad, cuando salen estas noticias no es porque los futbolistas hayan hecho una asamblea y hayan consensuado un mensaje que emiten a los medios. En el mejor de los casos, es un miembro de la plantilla el que le hace llegar sus inquietudes al periodista y éste se hace eco pareciendo que el malestar es general. De ahí que muchas veces los mensajes que salen del vestuario sean contradictorios. En cualquier caso, sí que parece cierto que Ilic, al igual que Djukic, fue moldeando sus métodos para que los jugadores estuvieran contentos. También es una opción que tiene lógica pero que se ha demostrado equivocada.

Así pues, sólo queda enviarle un mensaje al nuevo preparador físico del Valencia: dale Richino dale.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *