La temporada en juego

La Copa del Rey es el camino más corto para conseguir un título.


Esta campaña el Valencia ya ha vivido varios partidos decisivos. En Gante tuvo la clasificación a octavos de final de la Champions League al alcance de de la mano pero el equipo sucumbió estrepitosamente ante los entusiastas belgas. Es cierto que aquello sucedió con Nuno en el banquillo pero el Valencia ha dado muy pocos síntomas de mejoría desde que se fue el portugués. El fútbol ofrece revanchas continuamente pero hasta cierto punto. Al Valencia sólo le quedan dos balas para salvar la temporada y una la disparará el jueves en el estadio de Gran Canaria.

Llegar a las semifinales de la Copa del Rey es, más que un objetivo, una obligación dadas las circunstancias. Luego veremos qué pasa y cuál es el hipotético rival pero, al calor de una posible Final, todo es posible. El valencianismo necesita títulos pero, en primera instancia, está ansioso por volver a recuperar la ilusión. No es tan difícil, sólo hay que ganar a un equipo recién ascendido.

Tienen sentido las razones que da Gary Neville para renunciar a priorizar las competiciones coperas. Pero ahora ya no hay vuelta atrás. No sabemos si ha trascendido a la cultura futbolística anglosajona la mítica frase de Luis Aragonés aludiendo a la necesidad de ganar "por lo civil o por lo criminal" pero haría bien el técnico inglés en imbuirle ese espíritu a sus futbolistas. No es para menos, el Valencia se juega la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *