Impotencia

Pese a todo, el Valencia sigue siendo favorito para estar en semifinales.


El duelo contra Las Palmas fue otra demostración de impotencia por parte del Valencia. Se mejoró el rendimiento respecto al día del Rayo pero eso no era difícil y, además, fue insuficiente. Gary Neville quiso destacar esa progresión en la rueda de prensa posterior al duelo copero. Es lógico que los entrenadores busquen siempre la lectura positiva en público pero el técnico inglés corre el riesgo de distanciarse de la realidad que siente el aficionado como le sucedió a Nuno. Por otra parte, salir con Zahibo y Danilo como directores de orquesta condiciona bastante y eso sólo es culpa de la fatalidad de las lesiones.

El Valencia sigue siendo favorito para pasar la eliminatoria por presupuesto e historia. El empate a uno deja el pase a semifinales abierto y en el Estadio de Gran Canaria el equipo blanquinegro está obligado a devolverle la ilusión a su afición. Pese a la tremenda decepción de ayer, una más, antes de que empiece el partido de vuelta todo el valencianismo volverá a creer en su equipo. Eso, afortunadamente, es inevitable. Reivindicar el optimismo sólo tiene sentido en días como el de hoy.

El otro hecho destacado del encuentro fue el cambio en la capitanía del equipo. Nadie puede dudar de que Parejo es un futbolista con carácter sobre el terreno de juego. El futbolista de Coslada siempre ha estado en el punto de mira de Mestalla por su supuesta indolencia. Sólo un jugador con una fuerte personalidad es capaz de sobrevivir al coliseo valencianista y seguir pidiendo el balón como si no pasara nada. Ahora bien, parece una decisión más que razonable porque a Parejo le falta liderazgo. Por otra parte, hay que felicitarse por la progresión de Alcácer. Es el delantero de la selección española y capitán del equipo de sus amores con tan sólo 22 años. Ayer volvió a marcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *