Once Marchenas

El ex futbolista del Valencia se retira a los 36 años


Del once titular que salió a disputar la Final de la Copa de la UEFA en Goteborg contra el Olympique de Marsella, Marchena era el único futbolista que quedaba en activo. Ayer, el central de aquel Valencia glorioso colgó las botas y puso punto y final a una brillante carrera.

Marchena se retira y cabe esperar que algún día Mestalla le pueda brindar el aplauso que se merece. Como otros tantos mitos no recibió una despedida digna. El andaluz fue un futbolista completísimo. Cuando fichó por el Depor le recibieron cantando "saca el machete" pero Marchena era muchísimo más que eso. Era un central elegante, con gran visión de juego y capaz de sacar el balón con criterio desde atrás. Sus éxitos con la selección le sitúan como uno de los mejores centrales de la Historia del fútbol nacional. El reconocmiento generalizado se lo llevarán zagueros del Madrid o del Barça (incluso Fernando Hierro que no ganó nada con la selección tiene más prestigio que Marchena) por eso, el Valencia debe hacer un esfuerzo para reivindicar la figura del central sevillano.

Mériton ha tenido que retroceder en su planteamiento deportivo y los últimos movimientos van encaminados a reproducir el último Valencia exitoso en el que se encontraba Marchena. Peter Lim ha empezado por los cargos directivos contratando a García Pitarch y se especula con la vuelta de Jaume Ortí. Sin embargo, las diferencias se marcan en el terreno de juego. Comparar el Valencia actual con aquel once que salió en Goteborg es como intentar mezclar agua con aceite. Más allá de la calidad de Baraja o Vicente, de la fiabilidad de Cañizares o de la inspiración de Mista, lo que de verdad echa de menos el equipo que dirige Gary Neville es gente como Ayala, Carboni, Albelda o Marchena. En verano hablábamos del sustituto de Otamendi en términos de carácter. Lo que le daba el central argentino al Valencia no era sólo solidez defensiva, también aportaba una identidad competitiva. García Pitarch, en cierto sentido, lo tiene fácil, le basta con fichar once Marchenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *