Por un 2016 bronco y copero

Las expectativas de conseguir la clasificación para la Champions en Liga se difuminan


Ya hemos hablado del error de bulto que cometió Nuno, y por extensión Mériton la temporada pasada no dándole la importancia necesaria a la Copa del Rey. No hay mejor cimiento para un proyecto nuevo que un título. Nada genera más cohesión y más pasión entre la afición que ir superando eliminatorias hasta la Final. Esta año además hay que sumar otro argumento para apostar definitivamente por las competiciones coperas: El Valencia está muy alejado del objetivo en Liga.

Los partidos contra el Madrid y el Barça en Mestalla permiten visualizar a un equipo aguerrido, difícil de superar y capaz de competir contra cualquiera. Estas Navidades el Valencia CF sub-12 ha dado un ejemplo a los mayores en la campeonato de la Liga Promises. Los pequeños blanquinegros llegaron a la Final sin encajar ningún gol. En el partido decisivo mostraron ambición, adelantándose dos veces en el marcador, y casta, al estar a punto de remontar una desventaja de dos goles. De los niños a los veteranos buscando la esencia del club hay que acordarse de Fernando Barrachina que murió ayer a la edad de 68 años. Exponente del equipo que consiguió la Liga del 71, defensa sobrio, todo pundonor y nobleza.

Ahora que es tiempo de propósitos y de pedir regalos, eso es lo deseable para 2016, un Valencia bronco y copero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *