La apuesta de Peter Lim

El máximo accionista vuelve a confiar en un técnico inexperto para conducir su proyecto


Peter Lim sorprendió ayer con la designación del nuevo entrenador. El máximo accionista del Valencia CF se decidió por su socio y amigo Gary Neville con un amplio expediente como jugador pero novel en los banquillos. Llega con contrato hasta junio por lo que se puede deducir que es un técnico de transición. Dentro de este perfil en los últimos días han llegado al club los ofrecimientos de Lubo Penev y de Mario Alberto Kempes pero Peter Lim ha preferido confiar en su gente porque para eso pone el dinero. Algo perfectamente lógico y natural. Los más despistados o interesados ya van entendiendo que las decisiones en el club no las toma Jorge Mendes. A Ancelotti, por cierto, lo lleva el superagente.

Hay un hecho significativo que conviene resaltar. El máximo accionista ha confiado en Layhoon Chan para presidir el club, en Peter Draper para el departamento de marketing, en Alesanco para dirigir la escuela y en Jorge Mendes para negociar y asesorar en materia de fichajes. Son cuatro personas con una reputación internacional incuestionable. Son la élite mundial en sus profesiones y ahora trabajan para el Valencia. Sin embargo, en la faceta de entrenador, Peter Lim prefiere darle la responsabilidad a técnicos inexpertos como Nuno o Gary Neville. Hay algo ahí que no encaja.

El hándicap del idioma es un asunto importante que no se ha tenido en cuenta y, sin duda, lo que más chirría de la contratación es el hecho de que Gary Neville va a continuar como segundo de Hodgson en la selección inglesa. Una excentricidad formal que no encaja con las necesidades de un gran club como el Valencia. Más allá de eso, sería absurdo hacer juicios apriorísticos porque esto es fútbol. Sólo el tiempo dirá si esta apuesta es buena o mala. De momento Gary Neville es el entrenador del Valencia y debe tener toda la confianza del mundo para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones. Sólo cabe darle una calurosa bienvenida y desearle la mejor de las suertes. Amunt Gary!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *