Nuno y el proyecto de Mériton

El Valencia tiene muy complicado su pase a octavos de final de la Champions.


El Valencia volvió a demostrar ayer que es un equipo blando y sin carácter. Más allá del juego, lamentable en la primera parte y mejor en la segunda, hay circunstancias del partido que se deben manejar con más aplomo. Hulk ya mostró en Mestalla su potencial como futbolista y su personalidad poco respetuosa con el contrario. Ayer recibió cuatro faltas y ninguna de ellas intimidatoria. Carencias futbolísticas aparte, al Valencia le falta orgullo y amor propio. No se puede competir así.

Se va a ir la Champions de la misma manera que se fue la Copa del Rey el año pasado, es decir, con todo a favor para hacer algo importante. Este equipo ya no alimenta ninguna esperanza porque se ha traspasado el límite de la frustración. Y encima, para redondear la noche, Nuno volvió a enarbolar un discurso alejado de la realidad del partido.

La afición sigue con su demanda cada vez más lícita y razonable de pedir la destitución de Nuno. Llegar a este punto sería asumir un fracaso importantísimo por parte de Peter Lim. El máximo accionista del Valencia ha apostado por el entrenador portugués brindando las cabezas de Pizzi hace dos temporadas y de Salvo y Rufete el pasado verano. No cabe duda de que el proyecto deportivo de Mériton es Nuno. La salida del club del actual técnico del Valencia, pese a todo, parece complicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *