La apendicitis de ‘El Tiburón’

Parece que el debate sobre Negredo está cerca de llegar a su fin y los argumentos deportivos no han estado presentes.


El pasado verano muchos medios de comunicación alabaron la forma física con la que había vuelto Negredo de las vacaciones. Algo sorprendente porque el delantero madrileño tuvo unos resultados muy discretos en las pruebas que realizó el cuerpo técnico. El aprecio de la mayoría de los periodistas por 'El Tiburón' es inversamente proporcional al que siente su entrenador. Y en ambos casos parece que hay razones que exceden a lo meramente deportivo.

Negredo a lo largo de su carrera, salvo media temporada en el City y en el Valencia, ha sido siempre titular. Hay futbolistas que cogen la forma a través de los partidos y que durante la semana se ejercitan para mantener la condición física. Nuno, sin embargo, exige otra actitud. Viendo las sesiones preparatorias del Valencia parece evidente que Negredo no es el más sacrificado del grupo. Eso es lo que se puede apreciar en el día a día y por eso llama la atención la defensa que desde muchos sectores se hace sobre la capacidad de trabajo de 'El Tiburón'. No significa que no sea profesional porque siempre cumple. De hecho, no le ha ido mal en otros equipos y su manera de relacionarse con sus compañeros habla de su buena predisposición. Pero si el debate se establece en términos de esfuerzo en los entrenamientos Nuno tiene las de ganar porque él pone el listón.

Otro tema es plantearse si se debe tratar a todos los miembros de la plantilla por igual. Pero eso es una decisión de gestión que sólo corresponde al entrenador portugués. La situación en cualquier caso no es fácil. Si hay un futbolista que se pone en forma jugando partidos y no juega… Si hay compañeros más esforzados que no juegan porque se privilegian los méritos adquiridos… La realidad es que ninguno de los delanteros ha rendido en el terreno de juego de forma óptima, que Negredo no ha tenido la continuidad suficiente para alcanzar su mejor nivel y que no es el jugador que trabaja con más ahínco en las sesiones preparatorias. Sin embargo, en este 'affaire', hay un hecho que delata a Nuno. Desde una perspectiva deportiva prescindir de Negredo en las convocatorias no tiene sentido. Aún no estando en plena forma física, las vicisitudes del partido obligan a contar con un futbolista como él en el banquillo porque no hay otro delantero en la plantilla con su perfil. Pese a sus declaraciones no parece que Nuno vaya a replantearse la vuelta de Negredo en la convocatorias. La apendicitis de 'El Tiburón', en cualquier caso, despeja las dudas y el mercado de invierno está a la vuelta de la esquina. Parece que el debate se cierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *