Una victoria de mucho mérito

El Valencia dio un paso de gigante para estar en octavos de la Champions.


El Valencia ganó merecidamente en Lyon. Una victoria importantísima que conviene poner en valor sin lanzar las campanas al vuelo. Nuno ayer acertó en el planteamiento y en la concepción del duelo. Hay que decirlo de la misma manera que se dice lo contrario cuando pasa al revés. Se está intentando trasladar la idea de que si no es por Feghouli, Jaume y la pillería de Negredo el Valencia no hubiera ganado. También se pone el acento en el sufrimiento del equipo en la segunda parte. Repetimos, no conviene lanzar las campanas al vuelo pero el partido de ayer es para estar orgullosos.

El año pasado Diego Alves salvó a su equipo en numerosas ocasiones y nadie se atrevió a discutir la solidez defensiva del Valencia. Ahora parece que todo está mal porque Jaume fue el mejor del partido. La clave pasa porque Adbennour alcance el rendimiento de Otamendi y ayer, mientras estuvo en el campo, vimos, por primera vez, algo parecido. Es cierto que Feghouli y Jaume estuvieron sobresalientes pero también Cancelo, Piatti y Parejo. El centrocampista de Coslada dio un recital en la primera parte al alcance de muy pocos futbolistas. El resto del equipo, Mustafi, Enzo Pérez, Javi Fuego, Orban y después Aderllan, también ofrecieron buenas prestaciones y permitieron que el Valencia fuera competitivo y se llevara la victoria. Ayer, los jugadores de naranja conformaron un equipo solidario y ésa fue la clave del éxito. Seguramente Negredo fue el más desentonado y aunque su picardía fuera el origen del gol no se puede magnificar esta acción para tapar su pobre actuación. Estos partidos, como el del Móncao (en el que jugó muy bien más allá del golazo), son los indicados para que el Tiburón marque las diferencias.

Se escuchan críticas o cierta decepción porque el Lyon atacó mucho en la segunda parte y pudo, perfectamente, llevarse el partido. Conviene no perder la perspectiva. El Valencia ganó en el campo del subcampeón de Francia y la victoria se consiguió siendo mejor que el rival en el cómputo global del partido. Decíamos ayer en el editorial que la victoria en Lyon debía ser transformadora. Pero para eso hay que reconocer los méritos de un equipo que se puso en pie para reivindicar el escudo del murciélago en el viejo continente. En Primera regional Infantil el Valencia gana el 80% de los partidos que disputa por goleada. Pero esto es la Champions y aquí juegan los mejores futbolistas profesionales del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *