No nos despistemos

Ayer fue un día intenso en la actividad del club


El viernes hablábamos del nuevo proyecto del Valencia, del mercado de fichajes, de sospechas, de incendios pero, sobre todo, de paciencia. Ayer el Valencia CF contrató a Abdebannour y cerró un debate absurdo y estéril propiciado por los que sólo saben referirse al club desde la polémica. El mercado de fichajes finaliza mañana a las doce pero debe ser más rentable generar suspicacias e intoxicar. No es tan difícil de entender. El Valencia, a diferencia de lo que algunos prometieron o insinuaron, no va a contratar jugadores del perfil de Falcao pero la salida de Otamendi obligaba a buscarle un sustituto de garantías. Un proyecto en crecimiento no puede permitirse perder a uno de sus puntales y quedarse de brazos cruzados. La propiedad sigue actuando de forma razonable por una senda coherente. Sólo cuando no lo haga habrá que decirlo.

El escepticismo bien entendido es saludable para la entidad pero hay que tener en cuenta que Mériton habla a través de los hechos y no de las palabras, más allá de que el discurso de Layhoon Chan sea impecable. Hay que ajustarse a eso. Desde que se despidió a Pizzi se pudo intuir cómo iba a funcionar el club en materia de fichajes. En cualquier caso, la salida de Rufete y Salvo aclaró el panorama. En el Valencia ahora se hacen las cosas de manera diferente. Todo es nuevo y parece oportuno tener un mínimo de tranquilidad. Por ejemplo, cabría valorar la composición final de la plantilla con el mercado de fichajes cerrado. No ayuda sacar conclusiones negativas antes de tiempo.

En otro orden de cosas la llegada de Alexanco es un hecho de una importancia capital para el club. En este caso sabemos del interés de Mériton por la Academia como eje de su proyecto por las palabras y algunos actos simbólicos como la presencia de Peter Lim ayer en el Antonio Puchades. La contratación del ex director de la Masía es un paso adelante para darle verosimilitud al relato. Pero hacen falta pruebas sobre el terreno de juego. Es cierto que el trabajo en la escuela siempre da rendimiento a largo plazo pero la temporada pasada el Valencia empezó con tres nuevos canteranos en la primera plantilla, la anterior con dos, y este año no ha subido ninguno. Aún así, en este caso, como en el tema de los fichajes y tantos otros, Mériton se ha ganado el derecho de que tengamos paciencia.

Y ahora sí, no nos despitemos que jugamos contra el Dépor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *