Resaca de Champions

El valencianismo vivió una gran noche y el equipo viajará al Principado con una estimable renta.


No se puede decir que el Valencia hiciera el partido soñado aunque obtuvo un resultado que le permite seguir soñando. La euforia de la grada cuando el árbitro señaló el final indica que la afición acabó más que satisfecha. La ecuación que relaciona el juego ofrecido con los dígitos en el marcador es, sin duda, el mayor motivo de alegría. Porque lo cierto es que el Valencia demostró muchas carencias y el Mónaco ser un gran equipo.

Fue un partido sin una línea argumental clara, jugado a golpe de corazón. Vezo tuvo una gran actuación pero no es Otamendi. El Valencia, por eso, presentó peor equipo que el que jugó en Almería hace más dos meses. Un riesgo que se debería haber gestionado mejor. También hizo un buen partido Enzo Pérez pero el argentino, de momento, no ofrece el empaque táctico que sí aporta Javi Fuego. En cualquier caso, no es fácil jugarse el futuro y todo el trabajo del año anterior en el primer encuentro oficial de la temporada. La respuesta de los jugadores, sobre todo al inicio y tras el empate, es motivo de gozo y prueba que el equipo estaba bien preparado para el desafío.

La atmósfera que se generó en Mestalla fue la de las grandes ocasiones. Aún así, hay dos hechos que resultan inexplicables. El primero es que hubiera bastantes zonas con asientos vacíos (en el gol Xicotet, en tribuna, enfrente de tribuna y en la Curva Nord). Todas las entradas se pusieron a la venta y todas se agotaron por lo que parece evidente que hay algo que ha fallado. Por otra parte, más allá de la absoluta soberanía de Mestalla con sus opiniones, cabe señalar que ayer no era el día para poner en duda a ninguno de los futbolistas que llevaban la elástica blanca. Los pitos a Parejo merecen una reflexión. Su gol es una reivindicación justa y necesaria.

La resaca Champions se vive desde la felicidad. Ahora queda rematar la faena en el Principado. El Mónaco también demostró ser vulnerable en defensa. La ambición del Valencia debe ser la de ganar el partido de vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *