El enemigo ya tiene forma

El Valencia tendrá que superar al Mónaco si quiere estar en la liguilla de la Champions League.


Estar en Champions League exigirá al Valencia CF vencer a uno de los ocho mejores equipos de Europa atendiendo a lo sucedido en la última edición del máximo torneo continental. El del Mónaco es un proyecto con muchas similitudes al del club de Mestalla. Hace dos veranos llegó un nuevo inversor, el ruso Dmitry Rybolovlev, y, aunque en un primer momento el desembolso en estrellas mundiales revolucionó el fútbol francés y el europeo, ahora el magnate ruso asesorado por Mendes apuesta por la compra de futbolistas jóvenes con un gran potencial tal y como hace el Valencia de Lim. Los parecidos entre ambos equipos quedan simbolizados en el hecho de que en la eliminatoria se reencontrarán hasta cinco futbolistas que hace dos años compartían vestuario en el filial del Benfica: André Gomes y Cancelo por parte del Valencia y Bernardo Silva, Cavaleiro y Hélder Costa en el bando francés.

Así las cosas la eliminatoria, a priori, está muy igualada. Ya dijo ayer Parejo en rueda de prensa que se resolverá "en los detalles". Ahora bien, el Valencia cuenta con un arma de gran potencial con la que el Mónaco no puede competir y se llama Mestalla. Esta noche en la presentación, la afición hará su particular pretemporada, su puesta a punto para resultar determinante dentro de diez días. Cabe apuntar en este sentido que Otamendi saltará al césped con el escudo del murciélago y que será un jugador determinante en la eliminatoria contra el Mónaco. Seguro que el coliseo valencianista está a la altura esta noche.

Hasta ahora era admisible y lógico lamentarse por el hecho de que el Valencia tuviera que jugarse dos temporadas, la pasada y la que viene, en una sola eliminatoria tras haber conseguido 77 puntos en Liga. Sin duda, es un formato de competición cruel. Sin embargo, ahora que el enemigo ya tiene forma no valen excusas. El valencianismo tiene un objetivo claro, no importan los antecedentes ni cómo se consiga el resultado. Sólo vale ganar, ganar y ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *