Un poco de memoria (reciente)

Parece que se abre un nuevo debate en el Valencia pero el tema de la capitalización del club por parte de Lim es tan viejo como el proceso de venta.


Al principio del proceso de venta del Valencia Aurelio Martínez puso como principal condición que el nuevo dueño capitalizara el club. Después, en vista de que Lim no estaba por la labor de aceptar esa imposición (ni muchas otras importantes pero no tan trascendentales), se vendió como un triunfo que el pequeño accionista conservara el 30% del accionariado. Fue un cambio de argumentación muy burdo pero parece que caló porque ahora mucha gente tiene dudas al respecto.

Desde aquí siempre hemos defendido que lo mejor para el Valencia (y no para Lim y Amadeo Salvo) era, evidentemente, disminuir la deuda aunque esto supusiera que el pequeño accionista perdiera margen de la propiedad. Al fin y al cabo, si no se puede aspirar a tener el 51% de las acciones da lo mismo cuál es el porcentaje minoritario más allá de lo simbólico.

En este sentido, recuperamos un extracto de la entrevista que el hicimos a Aurelio Martínez una vez hubo acabado el proceso de venta

"- Ahora se vende como un éxito que el pequeño accionista tenga el 30% pero eso es un mal menor…

Pusimos dos condiciones y primó el pequeño accionista en vez de la capitalización del Valencia. Pusimos las dos condiciones entre las 20 pero son incompatibles y al final se optó por eso. Pero la ampliación de capital se va a tener que acabar haciendo. Además del fair play deportivo está el económico. Y para tener una plantilla más cara has de tener una serie de recursos propios y un nivel de deuda menor y eso ¿cómo se consigue?

– Con ampliación de capital o generando ingresos

Cualquiera de los dos me vale. Si el segundo funciona harán menos falta la ampliación.

– Pero lo que le interesa al Valencia es quitarse deuda

Estoy de acuerdo. Pero de aquí a un año probablemente la Liga le diga al Valencia, 'usted si quiere tener una plantilla tan bonita tendrá que tener más recursos propios'. Y aunque tú tengas la obligación de ofrecer la posibilidad de capital a todos los accionistas lo normal es que Lim compre los títulos. Para sanear el club habría que hacer 50 ó 100 millones de ampliación de capital y el pequeño accionista se diluiría pero esto es inevitable. Al final vas a tener que elegir entre el fair play o diluir al pequeño accionista.

– Que realmente no es tan dramático, es algo simbólico

En la práctica real da igual, pero con el 30, si estás unido, puedes tener más derechos."

Aclarado esto conviene optar de nuevo por la prudencia. En su "discurso de investidura" en la junta extraordinaria del 2 de diciembre, Layhoon Chan puso el acento en dos factores: hacer crecer al equipo deportivamente y someterse a las leyes del Fifa Fair Play Financiero. Así pues, será mejor esperar a que acabe el mercado de fichajes para ver si Mériton cumple con sus promesas. Los que tienen la escopeta cargada, pueden seguir apuntando pero todavía es pronto para disparar. Por su parte, los que participaron activamente en vender como un éxito que el pequeño accionista conservara el 30% de las acciones deberían taparse o, por lo menos, no ir pidiendo que Lim capitalice. Un poco de coherencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *