Muchas gracias y hasta pronto

El Pipo Baraja anunció que se marcha del club y Rufete y Amadeo Salvo vieron el partido desde el palco


Desde que el Valencia fichó a Rodrigo Caio se especula con la posibilidad de que Rufete y Amadeo Salvo salgan del club. La furibunda reacción de los medios de comunicación afines al presidente ejecutivo que cargaban contra la figura de Nuno sin ningún pudor hacían indicar que la relación de convivencia era insostenible. Una semana después, sin embargo, Amadeo Salvo y Rufete presidieron el partido que disputó el juvenil A contra el Real Madrid. Parece que las aguas bajan más tranquilas por el cauce de la acequia de Mestalla. Habrá opiniones para todos los gustos pero desde una perspectiva de servicio al club lo mejor que pueden hacer es quedarse. El error fue montar el cisma y no agrandarlo parece una buena decisión.

La semifinal de la Copa del Rey juvenil tenía otro protagonista del orginagrama del club que sí anunció su marcha. Rubén Baraja ha sido también esta semana foco de atención mediática a raíz de unas informaciones del diario Marca que le situaban como sustituto de Rufete por petición de Nuno. El entrenador del juvenil A quiso cerrar esa puerta con elegancia mostrando su voluntad de regresar al Valencia pero como entrenador del primer equipo. En el futuro se podría dar la paradoja de que Baraja sea el sustituto de Nuno con Rufete y Salvo en el club. Esto es fútbol y cosas más raras se han visto.

DIARIO DE MESTALLA ha tenido la suerte de seguir muy de cerca las evoluciones de Rubén Baraja como técnico del juvenil A estos dos últimos años y el balance es excelente pese a no haber conseguido títulos esta temporada. Es cierto que el Pipo ha contado con una materia prima excepcional pero también lo es que sus equipos han tenido empaque, una sólida estructura y han practicado un fútbol muy vistoso con excelentes resultados. Los jugadores que han pasado por sus manos son ahora mucho mejores. El Valencia pierde un activo de gran valor. Baraja se marcha para hacer su camino con la idea de volver en el futuro. Las puertas de su casa siempre estarán abiertas. Buena suerte, muchas gracias y hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *