Rufete y su revolución

El nuevo director deportivo ya ejerce


Primer día de Rufete al mando de la dirección deportiva y no se puede decir que las cosas sigan igual, más bien, se ha producido una revolución. El ex jugador valencianista repitió en rueda de prensa que conforme acabara su encuentro con los medios se pondría a trabajar y así lo hizo. A los tres minutos ya se había quitado el traje y se había enfundado el chándal. Ayer el entrenamiento ya estuvo condicionado por su presencia y la de sus ayudantes. Hay quien ha aprovechado para afearle a Djukic su renuncia a su propia autonomía como entrenador. Se puede ver así. Incluso entraría dentro de la lógica que Djukic abandonara el barco disconforme con esta nueva forma de trabajo. Pero si el técnico decide continuar no es porque acepte una rebaja en su independencia. Si continúa es porque ha entendido el verdadero propósito de Rufete que no es otro que el de ayudar y aportar nuevas soluciones y recursos a un equipo que los necesita desesperadamente. Todavía es pronto para juzgar hasta qué punto el entrenador va a estar a merced de las decisiones de Rufete. No hay ningún motivo para dudar de la capacidad y de la buena voluntad de los implicados. Obviamente, ante los cambios conviene estar expectante. Y éste, parece que es un cambio profundo.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *