Oportunidad perdida

La buena noticia es que el Valencia sigue dependiendo de sí mismo. La mala fue el partido.


El encuentro de ayer era clave por muchos motivos y el Valencia no estuvo a la altura. No sería justo hacer una crítica descarnada porque el contexto indica que el equipo de Nuno está haciendo una temporada excelente. Ahora bien, en Vallecas, el Valencia dio un paso hacia atrás evidente.

Hubo dos momentos clave en los que el equipo demostró falta de madurez. Tras el gol inicial del Rayo los jugadores de naranja se fueron del partido. Hasta ese momento el Valencia había demostrado tener la ambición y los recursos suficientes para ganar pero, al primer contratiempo, todo eso se difuminó. Después, tras empatar y quedarse con uno más, el equipo cayó en la trampa del Rayo Vallecano y no hubo paciencia para gestionar la ventaja numérica.

Por otra parte, sirva el partido de ayer para que algunos reflexionen respecto a los escándalos arbitrales y las supuestas persecuciones al Valencia. El equipo de Mestalla suele tener derecho a la queja cuando se enfrenta al Barça, al Madrid, al Atlético de Madrid o al Athletic y, últimamente, cuando juega en el Pizjuán. Pero en la Liga participan 14 equipos más. Por eso el Valencia nunca puede interpretar el papel de víctima aunque algunos se sientan cómodos con ese traje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *