Victoria en un partido trampa

El Valencia ganó al Granada con un contundente 4-0


Anoche el Valencia cumplió con los pronósticos y venció 4-0 al Granada. Tres puntos que se daban por seguros pero que había que ganarlos. La clasificación del equipo andaluz, penúltimo en Liga, hacían de la victoria una obligación. Aún así, conviene señalar que el de ayer era el clásico partido trampa.

Es cierto que el Granada recibió nueve goles hace poco en su visita al Bernabéu pero también lo es que una selección de los mejores jugadores del Deportivo, el Levante, el Almería, el Éibar y el Elche no llegarían al nivel de la plantilla del equipo andaluz. El Granada tiene futbolistas que le pueden complicar la existencia a cualquiera.

Por eso conviene felicitarse de que el Valencia resolviera el compromiso con solvencia. No fue un partido excesivamente brillante y el 2-0 siempre es un resultado peligroso. Pero el equipo de Nuno cumplió sobradamente: sigue siendo inexpugnable en defensa y tiene dinamita en ataque. Los dos goles del final, además, dieron brillo a la noche del lunes en Mestalla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *