Un equipo con carácter

El partido del Camp Nou visto en perspectiva es un paso hacia adelante


Es cierto que en algún momento hemos detectado en Nuno cierta tendencia a especular con los partidos. Convertido en crítica cuando no se consigue la victoria como en Balaídos, contra el Villarreal en casa o en las eliminatorias coperas. Que se entiende parte del estilo cuando se gana. De la misma manera, o más aún, hay que decir que el Valencia salió a partirse la cara en el Pizjuán y empató con uno menos, barrió al Atlético de Madrid en 15 minutos en Mestalla, ganó al Madrid, no se achicó en el Calderón y el sábado pasado bailó al Barça durante la primera parte en el Camp Nou. En primer lugar hay que reconocerle a Nuno su capacidad para preparar al equipo y los planteamientos valientes que ha dispuesto en estos partidos.

En segundo lugar hay que poner en valor la capacidad de los jugadores para asumir el reto o el desafío que dice Nuno. Había un temor justificado por la juventud de la plantilla. Los partidos que exigen carácter están encontrando una magnífica respuesta. En este apartado hay que poner el acento en Otamendi que siempre es buenísimo pero contra los grandes tiene, inevitablemente, más valor.

Es cierto que sólo importa ganar y más gusto da en el Camp Nou pero, siendo optimistas y analizando el partido con perspectiva de proyecto, el Valencia dio un paso adelante en su crecimiento. Las bases son sólidas por la trayectoria. Ahora bien, a corto y a largo plazo el abismo lo marca el Sevilla. El Valencia debe ganar los tres próximos partidos contra el Granada y el Éibar en Mestalla y contra el Rayo en Vallecas. Es preciso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *