Por lo civil o por lo criminal

Pese a todo, el valencianismo no debe abrazar el papel de víctima.


Ha sido un fin de semana muy intenso en la redacción de DIARIO DE MESTALLA y pedimos disculpas porque el sábado y el domingo no tuvimos ocasión de escribir el editorial. Lo retomamos hoy en el mismo punto en el que lo dejamos el viernes. Decíamos entonces que el Valencia no podía instalarse en la excusa arbitral pese a que hubiera argumentos por el robo en Bilbao. Luego, desde algunas instituciones, se ha avivado con gasolina la polémica. El Comité Técnico de Árbitros denunció a Salvo y a Nuno por sus declaraciones en el post partido ante el Comité de Competición. Ese mismo organismo se negó a anular la tarjeta roja a Otamendi y el Comité de Apelación ratificó la decisión. Por último, la LFP trasladó al Comité de Antiviolencia la portada de Superdeporte en la que se acusaba a Teixeira de mentir en el acta. Es decir, un despropósito. Nunca antes una protesta generó tanta virulencia en contra. Si se compara con las actuaciones de otros clubes, otros jugadores u otros medios de comunicación parece evidente que al Valencia se le quiere enviar un mensaje que, de una manera suave, se podría traducir como "no molesten ni levanten la voz".

Y aún así, insistimos, al club de Mestalla y a su afición no le conviene abrazar el papel de víctima. Es mejor el desafío que proponen Nuno y la plantilla: "no nos van a frenar". El tema de llevar guantes blancos o pintarse las manos de blanco puede ser contraproducente si el árbitro esta noche se equivoca a favor del Valencia. No conviene trasladar esa imagen. Es un riesgo innecesario que no comulga con la idiosincrasia de un club orgulloso.

Porque a las ocho y media hay derbi. El Levante lleva todo el fin de semana amargándole la existencia al Valencia. El sábado el equipo granota se llevó el derbi femenino y ayer los azulgrana frustraron en gran medida el título del juvenil A. Sumando todo y dado que el Atlético de Madrid y el Sevilla sólo sumaron un punto en sus compromisos, hoy es indispensable ganar, como decía Luis Aragonés, 'por lo civil o por lo criminal'

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *