El post partido

Marcelino puso sobre la mesa el tema del respeto con el que el Valencia encaró el partido contra el Villarreal


Cada entrenador en sala de prensa tiene sus formas. Marcelino se caracteriza por tener un estilo plañidero y Nuno por la falta de autocrítica. Cada uno interpreta un papel y juega sus bazas. Las declaraciones de ambos tras el partido no fueron sorprendentes aunque alimenten la polémica. Igual de criticable es echarle la culpa al campo como echársela al árbitro. Aún así rescatamos de la intervención de Marcelino una idea que verdaderamente sí condicionó el duelo.

El técnico groguet habló del respeto del Valencia a la hora de afrontar el derbi regional. Y es verdad. Demasiado respeto más allá de no regar. El equipo de Nuno permitió que el Villarreal llevara el peso del partido en la primera parte. Se echó de menos la excitación y el convencimiento con el que el equipo blanquinegro jugó en Elche. No hubo presión adelantada y se asumió con naturalidad la propuesta del rival como la preponderante.

Precisamente sobre eso le preguntábamos a Nuno en la previa. Si el hecho de que el Villarreal tuviera un estilo tan definido podía ser una ventaja para el Valencia. El técnico portugués dijo que sólo le importaba su equipo pero al final no fue así. Se trata de una cuestión de jerarquía. En Mestalla el Valencia no puede salir al campo con mentalidad de equipo pequeño y por ahí se empezó a fraguar el empate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *