La no evolución de Canales

La perspectiva del tiempo ha convertido en muy buena la decisión tomada por el Valencia de prescindir del cántabro.


Motivos futbolísticos aparte no nos gustó la venta de Canales por el mismo motivo que no nos gustó la venta de Banega. Ambos se fueron por poco dinero en relación a su cartel (injustificado, por otra parte) a rivales directos teniendo la posibilidad, uno de salir al Everton, y otro de salir a Newell’s.

En el caso de Canales nos sorprendió la falta de ambición del futbolista cántabro que se rindió a la hora de competir por un puesto con Jonas. Como si el brasileño fuera mucho mejor que Griezmann, Xabi Prieto o Vela, titulares en aquellos tiempos en la Real Sociedad. Quizá ésa sea la clave para entender la evolución de Canales. Un futbolista que lo tiene todo para triunfar si le respetan las lesiones pero con una mentalidad impropia de alguien que quiere hacerse un hueco en la élite del fútbol.

La perspectiva que da el tiempo ha convertido en muy buena la decisión que el Valencia tomó en el mercado de invierno la temporada pasada. Rufete detectó que Canales no podía pertenecer a un vestuario como el del Valencia que se debe definir por el hambre de sus futbolistas. Esto es largo y Canales todavía tiene tiempo de cambiar su mentalidad aunque parece difícil. Da igual al equipo que se haya ido porque el problema lo tiene él.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *