Fútbol

En los últimos meses se habla, mayoritariamente, de fútbol


De doce a dos ayer domingo pasaron muchas cosas. Un carrusel sólo para el Valencia CF con minuto y marcador en Mestalla, Paterna y Tarragona. La cosecha de resultados ‘gloval’ no puede calificarse de buena pese a la victoria del primer equipo. El Femenino dejó escapar dos puntos en el último suspiro y el filial sucumbió ante el líder del grupo III de la Segunda División B.

El partido jugado en Mestalla dejó tres puntos más como principal lectura positiva. Tras el tedio de la primera parte el equipo de Nuno generó suficientes ocasiones en la segunda como para llevarse la victoria como así sucedió. Se le puede reprochar al Valencia además del suplicio de los primeros 45 minutos, su incapacidad para rematar el partido y la concesión de una última oportunidad para el Getafe que hubiera cambiado todo en caso de que los delanteros azulones hubieran estado más acertados.

Y cuando decimos que hubiera cambiado todo nos referimos también a los argumentos del debate sobre si el Valencia juega bien o no. Ya tendremos tiempo de analizar el fútbol que practica el equipo de Nuno pero hoy queremos detenernos en un hecho que, por sí mismo, debería de llenar de felicidad a los valencianistas. Por fin, alrededor del club se habla casi exclusivamente de fútbol. Es cierto que la revelación de los contratos entre Mériton y Bankia nos ha retrotraído puntualmente a épocas pasadas pero lo cierto es que el debate, actualmente, se ciñe al ámbito deportivo. Da igual que en algunas opiniones futbolísticas subyazca el peso de la venta, hay que celebrar que en un club de fútbol se hable mayoritariamente de fútbol. Ya era hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *