Los horarios y la viga

De todos los conflictos existentes nos detenemos en el que afecta a los horarios del fútbol


Anda revuelto el fútbol español: Las relaciones entre los dos máximos organismos, la RFEF y la LFP, están rotas, las federaciones regionales amenazan con ir a la huelga porque el Gobierno pretende fiscalizar a los clubes pequeños y, para rematar, ayer se conoció la predisposición de varios equipos de Primera División a parar la Liga en caso de que no se apruebe el decreto ley previsto para el reparto centralizado e igualitario de los derechos de TV. Son diferentes temas que tienen en común una gestión deplorable por parte de las altas esferas.

Sin embargo, hoy nos queremos detener en otra controversia que ha resurgido tras conocerse que el Valencia jugará dos partidos el domingo a las 12 y dos partidos el viernes a las 20.45. Ya hemos expresado alguna vez nuestro rechazo a ciertos horarios y hemos condenado la falta de sensibilidad de la Liga con los aficionados que acuden a los estadios. Sin embargo, en esta ocasión, sólo nos parece reprochable el hecho de que el Valencia juegue en Elche un viernes a las 20.45 porque implica que cientos de aficionados no podrán viajar. Por lo demás, jugar en viernes o las 12 en domingo no entra en conflicto con la planificación laboral de la mayoría de la población y, en ese sentido, son horarios asumibles. Otra cosa es que en Valencia prefiramos jugar los sábados por la noche o que algunos, con razón, añoren las viejas costumbres del domingo a las cinco de la tarde.

Sin embargo, este tema viene bien para mirarse dentro de casa y ver que aquí tampoco se están haciendo las cosas correctamente. Ya ha habido dos jornadas en las que el Valencia ha programado el partido del Mestalla y del Femenino en Paterna a la misma hora. Este fin de semana, mientras el primer equipo salte al campo para enfrentarse al Getafe, el Valencia Femenino hará lo mismo para jugar contra el Sporting de Huelva en la Ciudad Deportiva. Son horarios, los del Femenino y el Mestalla en casa, que el Valencia tiene la potestad de fijar. Por eso, no se entiende muy bien que se contraprograme a los principales equipos blanquinegros y no se fomente una visión ‘gloval’ del club. En el tema de los horarios primero hay que revisar la viga en el ojo propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *