Problemas técnicos y renovación de Barragán

Ayer no fue un buen día en la redacción de DIARIO DE MESTALLA


Ayer sufrimos problemas técnicos ajenos a nuestra voluntad pero enteramente de nuestra responsabilidad. La incidencia se produjo en la producción de noticias y pedimos disculpas porque el periódico se resintió. Conviene puntualizar el origen del problema y recalcar que, por el contrario, la herramienta web va perfectamente. De hecho, en los últimos días hemos realizado una serie de mejoras entre las que destaca la adaptabilidad del periódico a los dispositivos móviles. Es una obligación para nosotros brindar el producto en la mejores condiciones y, en ese sentido, estamos satisfechos porque seguimos invirtiendo al mismo ritmo que crecemos.

Dadas las pertinentes explicaciones ya hemos retomado la actividad habitual incluido este editorial. Respecto a la actualidad del Valencia conviene hacer referencia a la renovación de Barragán. El futbolista gallego se ha ganado con creces permanecer en el club blanquinegro. El lateral derecho del Valencia tiene el doble mérito de rendir satisfactoriamente y de hacerlo después de haber sido uno de los blancos fáciles de la crítica y de la grada. El reconocimiento es algo relativo. Hay futbolistas que para obtenerlo deben hacer la mitad y otros el doble.

En el acto de renovación Rufete también dejó algunas reflexiones interesantes. El director deportivo del Valencia se hizo el despistado cuando le preguntamos por la queja de Nuno el domingo pasado en relación a no tener jugadores ofensivos de banda. Lo cierto es que se ha dado una situación complicada. Se han juntado las ausencias de Feghouli y Piatti con las salidas de Carles Gil y Rober. En el caso de Rober seguramente hubiera sido injusto privarle de jugar muchos minutos en Granada por una necesidad puntual del Valencia. Respecto a Carles Gil parece que, como dijo el director deportivo, se impusieron criterios para “cuadrar los presupuestos”. Pese a que no teníamos ninguna esperanza de que Rufete entrara al trapo, la pregunta, en realidad, se contestaba sola desautorizando las excusas de Nuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *