Esperando a Banega 2

El éxito de Djukic está ligado al rendimiento del argentino y es una de las razones por las que está fracasando.


Todo el valencianismo está de acuerdo en que Djukic no sabe cómo hacer jugar a este grupo de jugadores, por tanto, no insistiremos en ello. Hay más diferencias en lo que respecta a su continuidad. El consejo le mantiene, pensamos, con buen criterio. Pero hay más causas de por qué el Valencia no funciona. La idea de juego primigenia de Djukic ha ido cambiando en función de las circunstancias pero en algo se ha mantenido firme. Su propuesta sigue girando en torno a Banega. Para el técnico serbio, y para muchos más, Banega es un jugador espectacular alrededor del cual se puede construir un equipo que aspire a estar arriba.

Tal vez lo mejor que le podría pasar al Valencia es que dos mediocentros argentinos empiecen a despuntar y llamen la atención del seleccionador de la albiceleste. O que Sabella, directamente, le diga a Banega que, o mejora sus prestaciones, o no podrá llevarle al Mundial. Si le hace seguimiento debería estar preocupado.

Pocos entrenadores han recibido tanta confianza con tan bajo rendimiento como Djukic. La misma relación paradójica se puede aplicar a Banega.

Y ni siquiera vamos a entrar en las informaciones del interés de varios equipos por llevarse al jugador. A lo mejor a Banega, igual que a Rami, ya se le ha quedado pequeño el Valencia sin haber demostrado nada. El tiempo dirá si es otro jugador-paradoja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *