Ipurúa

El Valencia se enfrenta por primera vez en si historia al Éibar.


En su día se intentó vender al equipo de los accionistas opacos presidido por Lendoiro, es decir, al Súper Dépor, como un equipo simpático. La misma campaña de promoción fue utilizada por el Villarreal del potentado Fernando Roig. Sin embargo, a los equipos simpáticos hay que buscarlos en otros campos.

La fecha de hoy será recordada como la primera vez que el Valencia CF jugó en Ipurúa. Entre otros motivos, los carruseles deportivos con los goles de Primera y Segunda División y el hecho de que el Éibar sea el equipo que más temporadas ha disputado en la categoría de plata han convertido al campo del equipo vasco en un clásico del imaginario colectivo.

El Éibar es un equipo tan ejemplar que sólo con su presencia en Primera División evidenció las miserias del fútbol en España. Pese a ser el único equipo económicamente saneado del fútbol profesional estuvo cerca de no poder ascender este verano porque no reunía un capital de dos millones de euros como garantía de solvencia. Una frustrante paradoja que se acabó resolviendo con una ampliación de capital en la que participaron aficionados de todos los equipos. Tener el presupuesto más bajo de Primera y Segunda División e ir noveno clasificado en la 'Liga de las Estrellas' es,  en definitiva, una historia directamente vinculada a la grandeza del fútbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *