Un sistema conocido

Los jugadores se sintieron cómodos con el 4-2-3-1


El Valencia ganó al Rayo Vallecano merecidamente. Lo hizo, además, como a principio de temporada, marcando un gol pronto y anotando tres en su casillero. En ese sentido no ocurrió nada que no se hubiera visto antes: el equipo de Nuno fue más solvente que brillante. Suficiente para romper la mala dinámica y recuperar la confianza.

La principal novedad vino dada por la disposición táctica del equipo. El Valencia de Nuno puso en práctica por primera vez un sistema que venía utilizando el Valencia en los últimos años: el 4-2-3-1. La ausencia de Parejo permitió la probatura. La última vez que el de Coslada estuvo de baja Nuno no encontró la manera de sustituirle pero ayer el entrenador portugués dio con la tecla. Cabe destacar la constante actividad y el gran partido realizado por los extremos Feghouli y Piatti más allá de que fueran los autores de los goles.

Y mención especial también para Negredo. En las escuelas deberían enseñarle a los delanteros centro del futuro los vídeos del ex del City. Conoce el oficio de maravilla y, además, tiene una capacidad técnica para ejecutar los movimientos envidiables. Parece, por otro lado, que es compatible con Alcácer porque son de perfiles diferentes tácticamente muy inteligentes. Sin embargo, de momento, el 4-4-2 es el sistema que peor resultado ha dado.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *