Viejos enemigos

El Valencia vuelve a Riazor, un campo en el que no es bien recibido


Sigue quedando resquemor en las relaciones entre el Deportivo y el Valencia. Una rivalidad que llegó a ser feroz pero que se va diluyendo con el paso del tiempo. Todo empezó con aquel penalti que detuvo el portero del Valencia González al defensa del Deportivo Miroslav Djukic y que impidió, en el último minuto, que el Depor ganara su primera Liga. Es comprensible que a los seguidores blanquiazules les sentara mal la celebración de González pero  lo que nunca entendieron en A Coruña es que pocas veces a la afición del Valencia le importó menos perder un partido. Por aquel entonces el Depor sí era un equipo simpático, con un buen hombre, Arsenio Iglesias, dirigiéndolo y dos ex valencianistas en sus filas: Voro y Nando. Pero la reacción anti-valencianista furibunda por parte de los seguidores deportivistas no tuvo demasiado sentido. Adoptaron al Valencia como enemigo número uno incapaces de asumir que el equipo del murciélago sólo pasaba por ahí y se limitó a actuar con profesionalidad. El SúperDepor dejó, lógicamente, de ser un equipo amigable.

Después vino la final de la lluvia, la llegada de Djukic al Valencia, la Supercopa y una rivalidad definitivamente instaurada. El Depor ha ido bajando escalones competitivos tras sus años dorados y, en ese sentido, la animadversión en Valencia ha ido perdiendo fuerza, sin embargo, parece que en A Coruña siguen teniendo la espina de aquel penalti bien incrustada.

Curiosamente, los caminos de gallegos y valencianos parece que se encuentran en los últimos tiempos gracias a Jorge Mendes. Al banquillo del club de Mestalla ha llegado Nuno que en su día jugó en el Deportivo. En el Valencia juega Cancelo y en el Deportivo Ivan Cavaleiro, dos futbolistas cuya propiedad no está muy clara pero que parece que pueden ser de Peter Lim a partir de enero. Postiga ha recalado en el club blanquiazul después de que el Valencia lo descartase… En los despachos ya no existe esa rivalidad hasta el punto de que ambos clubes, en cierta manera, pueden quedar hermanados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *