El valor de Nuno, de Lim y de Salvo

Los buenos resultados están evitando la tormenta perfecta sobre el Valencia


Que un equipo empiece bien la Liga siempre es un factor importante para dotar de estabilidad al nuevo proyecto que necesariamente nace con el inicio de la temporada. Sin embargo, en el caso del Valencia está siendo la diferencia entre sobrevivir y el caos más absoluto. La contratación de Nuno tiene dos lecturas: cuando compre Peter Lim podrá ser considerada como una audacia pero, hasta ese momento, puede ser perfectamente asumida como una temeridad. Así las cosas, en este impasse de 'no venta', imaginar que sería del club si los resultados fueran diferentes pone los pelos de punta.

La verdad es que Peter Lim no tenía ninguna necesidad de asumir riesgos con Nuno. Cuenta Salvo que llamó al magnate singapurense para comunicarle que iban a contratar a Nuno y que Lim le dijo que eso no era una decisión suya, que él no exigía nada. Aún así, resultaba obvio que todo el mundo iba a relacionar el fichaje del técnico portugués con la figura del empresario asiático y con la de su asesor Jorge Mendes. La situación, evidentemente, era y es anómala pero el trabajo de Nuno y los resultados han borrado cualquier foco de polémica.

Y en este punto hay que felicitar a Peter Lim a Salvo y a Nuno. El magnate singapurense podría haber desactivado la operación del cambio de entrenador para no quedar expuesto pero fue valiente. Si el magnate singapurense acaba haciéndose con la mayoría accionarial del Valencia CF habrá entrado con buen pie. Los motivos por los que Salvo decidió contratar al técnico portugués son más complejos, una suerte de todo o nada, pero también le está saliendo redonda su arriesgada apuesta y hay que reconocerlo. Y por último, Nuno, el entrenador, está gestionando su responsabilidad de manera impecable. Sobre sus hombros no sólo recae la tarea de hacer jugar al equipo. También, pesa la carga de defender la audacia/temeridad de Salvo y el criterio de Peter Lim. Y lo está haciendo con una naturalidad y una confianza en sí mismo asombrosas. Menos mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *