El mito, Negredo y las prisas

Buenas noticias desde EEUU


Ayer dedicamos el editorial (pedimos disculpas porque últimamente no está a primera hora y vamos casi, con un día de retraso)a Mario Alberto Kempes. Al Matador todo le fue bien y se operó con éxito de la obstrucción coronaria. El club, hace un año, tuvo el gesto de acercar la figura de Kempes al Valencia nombrándolo embajador pero parece el momento indicado para dar un paso más, se deben poner los medios para que El Matador asuma más responsabilidades. Por respeto a la propia historia y también, en un segundo plano, por marketing.  

El caso es que ayer no comentamos la noticia del lunes que, al final, afortunadamente, casi ni fue noticia ni fue nada. Negredo dio el susto, nada grave pero se evidenció que se estaba yendo demasiado rápido con su recuperación: sus ganas, las del entrenador y la de los aficionados. Nosotros hemos contribuido a generar cierta ansiedad por su debut informando al detalle de su evolución. También es cierto que es el fichaje más caro de la historia y el símbolo de la nueva era, pero no queda otra que tener paciencia. Por suerte, todo se quedó en un toque de atención. Por nuestra parte hemos aprendido la lección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *