Nuno quiere más

El entrenador del Valencia cambia el mensaje triunfalista por otro más ambicioso


Analizamos ayer en el editorial el discurso de Nuno y las dudas que nos generaba el análisis que hizo el técnico tras el partido contra el Málaga. Demasiado triunfalista considerando que su equipo había estado mejor que el rival durante la primera media hora. Lo entendimos como una pose de cara al público, una forma de no generar sospechas sobre sus jugadores.

Ayer, tras el partido contra el Espanyol el entrenador del Valencia estuvo mucho más convincente. Reconoció que su equipo tenía mucho margen de mejora y se le vio preocupado por el nivel defensivo ofrecido en los últimos compases del partido. Parece ésta un postura más sensata. Sólo desde la exigencia se puede mejorar. Nuno tiene unas capacidades comunicativas evidentes pero no debe caer en la tentación de manejar los mensajes a su conveniencia si se alejan de la realidad.

Y eso que ayer un discurso triunfalista hubiera encajado mejor que contra el Málaga. El Valencia, al fin y al cabo, está en proceso de construcción y sería injusto pedirle que, además de ganar, enamorara con su juego. Recurrimos al tópico de que los equipos se construyen por la defensa y el Valencia está poniendo unos cimientos sólidos: ojito con Otamendi. A partir de ahí, se puede aspirar a ganar todos los partidos porque arriba hay mucha pólvora a la espera de la bomba. Eso sí, poco a poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *