Bienvenidos al circo

Las palabras de Salvo a la salida de Paterna han generado mucho revuelo


Ayer Salvo acudió a la Ciudad Deportiva de Paterna y sus comentarios en el aparcamiento respecto a la firma definitiva del acuerdo entre Bankia y Mériton han dado mucho que hablar. En primer lugar hay que incidir en el hecho de que Salvo respondió a las preguntas de los periodistas en un contexto en el que no estaba previsto una comunicación oficial. Dicho lo cual, dudar ahora de las habilidades comunicativas de Salvo sería de torpes. El presidente ya ha dado muchas muestras de trazar estrategias más que efectivas de cara al público.

La intención de Amadeo, casi con toda probabilidad, fue que trascendiera el mensaje de su escepticismo con la entidad financiera. No es tampoco nuevo que el presidente presione a Bankia a través de los medios. De hecho, la sensación que dejó el último episodio antes de acuerdo definitivo, fue que Amadeo Salvo sobreactuó su hostilidad contra Bankia mientras que la entidad financiera y Mériton empleaban otro lenguaje más cercano. Hay un artículo de nuestro colaborador Desmemoriats que lo explica muy bien. Teniendo ese referente tan reciente parece que las palabras del presidente no deben generar excesiva alarma. Es un toque público ya casi habitual, no diremos que una muletilla porque para poner en duda el papel de Bankia siempre hay razones pero casi, fue un recordatorio para que, en la medida de lo posible, se acelere la venta, sin más.

Reflejamos el hecho en la noticia que publicamos anoche sobre lo sucedido en Paterna. Hubo medios que lo contaron mucho antes y, como hemos explicado, seguramente es lo que Salvo pretendía porque el presidente no da 'puntada sin hilo'. Ahora bien, respetando todas las maneras de afrontar lo sucedido no llegamos a comprender que se critique desde el entorno del máximo dirigente del Valencia CF el proceder de los medios de comunicación que dieron altavoz a sus palabras. Se les acusa de crear alarmismo. Y sí, siendo cierto que el mensaje es alarmista (pero estratégico como hemos comentado anteriormente), el que lo dijo fue Salvo. Cuando se retuercen argumentos inflexibles se suelen dar cortocircuitos que provocan, en este caso, que quien más quien menos critique el proceder del presidente sin darse cuenta. Y al revés también sucede, por supuesto.Bienvenidos al circo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *