Vinícius y Guardado

Ambos jugadores se marchan cedidos


El Valencia va perfilando su plantilla y los dos últimos jugadores en salir han sido Vinícius y Guardado. Ambos futbolistas lo hacen en calidad de cedidos: el brasileño jugará en el Standard de Lieja y el mexicano en el PSV Eindhoven durante la próxima temporada. .

En el caso de Vinícius su salida es la mejor opción, sobre todo, si en Bélgica tiene la posibilidad de disputar muchos minutos y recuperar las sensaciones de futbolista. Por la mitad de la propiedad del brasileño se pagó en invierno 3,5 millones de euros. Llegó con la vitola de ser uno de los futbolistas más prometedores de Brasil, lo cual, ya es decir mucho. Pizzi, con buen criterio, le descargó de presión a su llegada y le respeto su tiempo de adaptación. El problema fue que el joven brasileño no se llegó a aclimatar. No sabemos si en su vida personal, acompañado de su madre, se sentía como en casa pero en los entrenamientos se le veía fuera de sitio. Richino le corregía en numerosas ocasiones y Pizzi no le dio prácticamente ninguna oportunidad sobre el campo. Con la llegada de Nuno el delantero brasileño dijo en rueda de prensa que todos "empezaban de cero". Sin embargo, en Alemania sí disputó más minutos y no demostró nada especial. Después, no ha vuelto a tener más ocasiones. En ese sentido Vinícius sigue siendo una incógnita. Tenemos la sospecha de que es un jugador más de partidos que de entrenamientos. Aún así, últimamente estaba más acertado en las sesiones preparatorias. Tal vez ya sabía que no contaba para Nuno y liberado de la presión y de la necesidad de demostrar que es un jugador válido el brasileño mejoró. En la Liga Belga tiene la oportunidad de madurar y vivir otra experiencia en el fútbol europeo. Se va un chico prometedor según los expertos y el youtube. Esperemos que vuelva un futbolista.

Respecto a Guardado siempre hemos defendido su utilidad en cualquier plantilla. Es un jugador bastante regular en su rendimiento. Sus mínimas prestaciones suelen ser bastante altas.  Es evidente que el mexicano no es un superclase en ninguna de las facetas del fútbol pero es bastante competente en todas. Además, o sobre todo, puede jugar en tres posiciones. Sí, de lateral izquierdo también. De Guardado también se puede destacar el hecho de que es un futbolista de talla internacional y que en su país natal, que también es un gran mercado, su imagen vende muy bien. Con Hiroshi el año pasado este último argumento fue decisivo hasta el punto de que el jugador del filial viajó a Japón con Amadeo Salvo cuando el Mestalla tenía partido. Hiroshi, en escala, cobraba más que Guardado y su impacto comercial en Japón es ridículo comparado con el de Guardado en México. Así pues, el 'güey' lo tiene todo porque, además, es un futbolista sano que hace vestuario y tiene una gran predisposición para el trabajo. Le queda contrato hasta 2016 y el verano que viene será decisivo para renovarle o venderle. Por cierto, no ocupa plaza de extracomunitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *